Tornos y laminadoras

El torno de alfarero supuso una autentica revolución en oficio de la producción cerámica, ya que permitía liberar las manos para hacer girar el plato al pasar a hacer este trabajo con los pies a través de la volandera. No obstante esto lo permiten algunos tipos de arcilla, otros por sus condiciones de plasticidad necesitan que se trabaje y mantenga el esfuerzo del giro  con las manos, ejemplo arcilla de Pereruela (Zamora) Mota del Cuervo (Cuenca) en este caso hablaríamos de torneta más específicamente.

Hoy en día, por cuestiones de espacio y esfuerzo físico los tornos de alfarero  que predominan son los eléctricos.

La laminadora es una máquina-herramienta que facilita en rendimiento y comodidad en el trabajo de realización de placas. Consiguiéndose un mayor prensado de la pieza y regularidad de grosor.

También se puede aprovechar para marcar texturas.

Mostrando todos los resultados (7)

Mostrando todos los resultados (7)