Arcillas baja temperatura

Las arcillas de baja temperatura han sido las utilizadas tradicionalmente en la alfarería. Tanto las rojas, con un alto contenido en óxido de hierro; como las blancas, de composición calcárea, pasando por las terracotas de color intermedio, rosáceo pajizo. Esto es por ser más abundantes en la naturaleza, es decir, existen más vetas geológicas, al menos en el área geográfica en la que nos movemos.

Estas arcillas se prestan especialmente para la decoración mediante bruñido, y conseguir ese matiz brillante y suve.

También se pueden decorar con engobes sin bruñir.

Y si van a ser esmaltadas en dos cocciones (bicocción), se recomienda que la de bizcochado (primera cocción), sea a temperatura igual o superior a la de la segunda cocción, para evitar diferencias de dilatación entre el soporte y el esmalte y cerrar en lo posible el poro.

Mostrando todos los resultados (10)

Mostrando todos los resultados (10)